jueves, 17 de septiembre de 2009

Obama no tiene dinero para subir a la Luna

Diez expertos remiten un informe al presidente en el que avisan de que «podría no haber exploración espacial»

10.09.09 - I. ALONSO


La Luna puede volver a quedar lejos. / AP

Las imágenes del hombre caminando sobre la superficie lunar podrían quedarse para siempre en blanco y negro. La crisis económica se ha instalado también en la NASA, que podría ver cómo sus intenciones de llevar astronautas de regreso a la Luna en junio de 2019 y establecer allí una base permanente a partir del año 2024 se quedan en agua de borrajas.

La comisión de diez expertos designada por el propio presidente Barack Obama remitió el martes el avance de un informe en el que se dice claramente que «podría no haber exploración espacial humana significativa en el futuro si no hay más dinero». «El programa estadounidense de vuelos espaciales con humanos parece estar en una trayectoria insostenible. Está perpetuándose la arriesgada práctica de establecer objetivos para los cuales no están asignados recursos», agrega el sumario.

De Kennedy a Bush

El problema se llama programa 'Constellation'. La NASA creó este proyecto a partir de una declaración efectuada por el anterior presidente estadounidense, George W. Bush, quien en plena caída en picado de su popularidad por los desastrosos resultados de la invasión de Irak invitó a mirar a las estrellas.

Apoyándose en la leyenda de Kennedy, cuando este impulsó el programa 'Apollo' para llevar al hombre a la luna a finales de los sesenta, Bush decidió en enero de 2004 que Estados Unidos debía regresar al satélite natural de la Tierra para instalar allí una base de operaciones permanente. Esto sería sólo el preludio de una gesta aún mayor: la llegada del hombre a Marte en la primera mitad del siglo XXI.

De momento, la NASA ha gastado 7.700 millones de dólares (5.285 millones de euros) de los 27.466 previstos para desarrollar un nuevo cohete y una cápsula para el transporte de tripulantes a la Estación Espacial Internacional (ISS) y a la Luna. Los cohetes Ares I, Ares IV y Ares V y la cápsula Orión sustituirán a partir de 2012 a la actual flota de transbordadores espaciales y serán capaces de realizar sus mismas misiones, pero puede que se queden ahí.

El planeta rojo, mejor

La crisis económica y la llegada a la presidencia del pragmático y social presidente Obama darían al traste con los planes espaciales.

Aterrizado en el Despacho Oval en plena tempestad financiera tras la quiebra de Lehman Brothers, el presidente decidió centrarse en problemas más terrestres y ordenó revisar el programa 'Constellation' buscando ahorrar costes.

El informe presentado estepasado martes es una de las primeras respuestas. En él se propone un enfoque flexible hacia la exploración espacial, que comienza con una extensión de cinco años de vida de la ISS hasta el 2020 y con el desarrollo de un nuevo cohete.
La idea es centrarse en el fantástico objetivo de poner el pie en Marte, dejando de lado la idea de volver a la Luna e incluyendo el uso de servicios comerciales de viaje, es decir, el turismo espacial.

Viajes comerciales

Los expertos sugieren que incorporar a compañías comerciales al negocio de servicios de lanzamiento para viajeros a la Estación Espacial Internacional es un punto clave en la revisión financiera propuesta por Obama.

«Se puede decir que Marte es un destino, pero más que nada es un objetivo porque no estamos poniendo un plazo», dijo en una entrevista el ex astronauta y miembro del panel de revisión, Leroy Chiao. «Estamos diciendo que estas son las cosas que hay que hacer para alcanzar la infraestructura necesaria para viajar a Marte, este es el dinero que tenemos ahora, y en los próximos años veremos lo que se puede hacer», añadió Chiao.

FUENTE: http://www.ideal.es/granada/20090910/sociedad/obama-tiene-dinero-para-20090910.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada