miércoles, 16 de septiembre de 2009

El Españoleto, redescubierto



Doble noticia relacionada con José de Ribera, el pintor español del siglo XVII y afincado en Italia. La primera noticia la encontré en el diario "Ideal". Es aconsejable su lectura. No tienen desperdicio alguno.




Los restauradores confirman la autoría de José de Ribera en tres cuadros de la Catedral tras quitarles el polvo y los repintes y hallar la firma del pintor




Ha hecho falta bajarlos al suelo, quitarles el polvo de décadas y eliminar los repintes realizados por restauradores con poca maña y menos medios. Casi trescientos años después de ser colocados en el retablo del Nazareno de la Catedral de Granada, a unos 15 metros de altura, los óleos 'Martirio de San Lorenzo', 'María Magdalena penitente' y 'Aparición del Niño Jesús a San Antonio de Padua' han hablado: los pintó José de Ribera, El Españoleto (Játiva, Valencia 1591-Nápoles, Italia, 1652). Los trabajos de restauración han sido financiados y dirigidos por el Instituto de Patrimonio Cultural Español (IPCE) del Ministerio de Cultura y adjudicados a la empresa Arte Granda. Cuando finalice la intervención, en julio, y antes de ser recolocados en el retablo, los lienzos serán exhibidos al público «en todo su esplendor».



Este cuadro es el "Martirio de San Lorenzo", uno de los tres cuadros encontrados.


Museo Josefino

Antonio Muñoz, delegado diocesano para el Patrimonio Cultural del Arzobispado y conservador de la Catedral, presentó ayer estos cuadros de Ribera como una «grata sorpresa», pero lo cierto es que las tres obras siempre habían sido atribuidas al pintor valenciano afincado en Nápoles. Así consta, sin ningún género de dudas, en las guías de Gómez Moreno y de Gallego Burín.
«En el siglo XIX se atribuían a Ribera con seguridad. De hecho, el gobierno de José Bonaparte intentó llevárselas al Museo Josefino de Madrid (origen del Prado) y el cabildo de la catedral se opuso -justificó Pablo Jiménez, conservador del IPCE-. Los historiadores en los últimos decenios estaban de acuerdo en que eran copias o como mucho obras de taller. Con esa suciedad, esos repintes y a esa distancia, lo natural era decir que eran copias de regular calidad. Gallego Burín es el último que insiste en que son de Ribera». Al final, el historiador del arte admitió: «En realidad, esto es un redescubrimiento». Los óleos de El Españoleto han 'aparecido' durante la restauración de los retablos del Nazareno y la Santísima Trinidad, erigidos entre 1721 y 1725 con los fondos privados donados por sendos canónigos catedralicios en la nave de la Epístola, pared con pared con la Capilla Real. Entre la veintena de lienzos que adornan los retablos, lo más interesante, además de los 'riberas', es el 'Nazareno' y la serie de escenas de la vida de la Virgen atribuidos a Alonso Cano. Hay un 'San Pablo ermitaño' copia del original del valenciano que fue robado en 1844.

Antonio Sánchez-Barriga, responsable de la operación, explicó que esta ha incluido eliminar «restauraciones anteriores que estaban en malas condiciones y mal hechas. Los cuadros se encontraban adheridos a tableros, pegados con cola orgánica, llenos de bolsas y repintes». A pesar de todo, los expertos pronto tuvieron la certeza de estar «ante pinturas de gran valía» y «si no eran de Ribera, eran de un pintor excelente».

Pablo Jiménez resaltó que, aparte de la firma, hay otras «pruebas de autenticidad», como «el lienzo italiano del siglo XVII, el trazo, el dibujo visto en la radiografía y la calidad extraordinaria de las obras». En todo caso, los expertos siguen estudiando los cuadros.

Fernando Cruz, el restaurador que descubrió la autoría de Ribera, explicó que en el 'Martirio' la firma apareció sólo con quitar el polvo acumulado de siglos; en la 'Magdalena' hubo que eliminar todos los barnices oxidados y los repintes para que se viera la rúbrica.




Este otro cuadro recuperado es "María Magdalena Penitente". La modelo que posó para la pintura es Margarita, la hija de Ribera. La fecha data de 1640-41.


Muchos gastos

El conservador diocesano insistió en los cuantiosos gastos que exige un templo de tan grandes dimensiones. «En los últimos años el cabildo ha invertido unos 400 millones de pesetas (2,4 millones de euros) en la conservación de patrimonio de forma callada, sin salir en los medios y sin alardes». No obstante, reconoció que las principales obras de restauración recientes han sido financiadas por administraciones públicas o empresas. La actual intervención del IPCE, que comenzó en diciembre de 2008, ha supuesto una inversión de 274.000 euros del Gobierno central.




Éstos son los tres cuadros encontrados: 'Martirio de San Lorenzo', 'Aparición del Niño Jesús a San Antonio de Padua', y 'María Magdalena penitente'.


FUENTE: http://www.ideal.es/granada/20090610/cultura/espanoleto-redescubierto-20090610.html


Operación mare nostrum

Varias obras del ´Españoleto´, entre las confiscadas a los anticuarios de Valencia detenidos

Exponían en casas antiguas y explicaban a los compradores que las obras pertenecían a la familia que residía en la vivienda y que las vendían por motivos económicos

EUROPA PRESS/LEVANTE-EMV.COM La operación iniciada la pasada semana por la Guardia Civil relacionada con el patrimonio histórico ha permitido desarticular una red supuestamente dedicada al robo y comercialización de obras de arte, formada por cinco personas, tres de ellas anticuarios, miembros de una misma familia de Valencia. Los agentes han recuperado 90 pinturas y esculturas religiosas datadas entre los siglos XVII al XX, entre las que se encuentran obras firmadas por José de Ribera Español 'Españoleto' y Francisco de Herrera 'El Viejo'.

Los detenidos exponían las obras robadas en casas antiguas y explicaban a los potenciales compradores que los objetos pertenecían a la familia que residía en la vivienda y que se desprendían de ellos por motivos económicos, según informó la Guardia Civil en un comunicado. Hasta la fecha, los investigadores han esclarecido robos cometidos entre los años 1991 al 2008 en las provincias de Alicante, Valencia, Murcia y Valladolid.

La operación, denominada 'Mare Nostrum', se inició cuando en una casa palacio de la localidad de Beneixama (Alicante) se sustrajeron 15 pinturas al óleo de los siglos XVII y XVIII, entre otros objetos.

A raíz del robo y por los indicios obtenidos, los investigadores centraron sus sospechas sobre unas personas de la localidad de Xàtiva (Valencia), que contaban con un "amplio" historial delictivo por robos de obras de arte.

Durante varios meses estas personas fueron sometidas a un discreto servicio de vigilancia, en el que comprobaron que, a diario, realizaban frecuentes desplazamientos por las comunidades autónomas Valenciana, de Murcia y Castilla la Mancha, en busca de casas de campo señoriales, que pudieran contener obras de arte o antigüedades.

Para cometer los robos y trasladar los objetos sustraídos pedían prestadas a personas próximas a su entorno furgonetas u otros medios de trasporte. Cuando los detenidos querían vender a determinados coleccionistas alguna obra de arte sustraída o falsificada, contactaban con propietarios de pisos o casas con decoración antigua, a las que les ofrecían una determinada cantidad de dinero por permitirles poner entre la decoración de sus casas las obras de arte.

Una vez tenían colocados en la vivienda los objetos, acompañaban a posibles interesados en arte y, tras ganarse su confianza, les explicaban que los objetos pertenecían a la familia que residía en la vivienda y que, por necesidades económicas o repartición de una herencia, se mostraban interesados en vender las piezas.

FAMILIA DE ANTICUARIOS

En otras ocasiones, para dar una "mayor apariencia de legalidad", realizaban la venta a coleccionistas a través de un negocio legal, utilizando como intermediarios a una familia de anticuarios de Valencia, que finalmente comercializaba la mercancía robada.

Otro método utilizado consistía en trasladar las piezas a Francia donde a través de un anticuario de Toulouse y otro de París, eran comercializadas y colocadas en el mercado legal de arte.

La Guardia Civil ha detenido en Xàtiva (Valencia) a los hermanos M.M.G. y L.M.G., de 48 y 36 años respectivamente, y en Valencia ciudad a los hermanos J.J.F.G., de 42 años; P.F.G., de 39 años y A.F.G., de 37 años, todos ellos anticuarios.

Durante el transcurso de la operación los agentes han realizado 13 registros, cinco en Valencia, tres en Xàtiva, uno en Sedaví, otro en Tavernes de la Valldigna y tres en París, todos ellos en propiedades de los detenidos y coleccionistas.

Los investigadores continúan con el cotejo de las obras de arte intervenidas con las que figuran como sustraídas en las distintas bases de datos, por lo que no se descarta la identificación de nuevas piezas como procedentes de robo. La operación ha sido desarrollada por el Grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa (UCO) y Unidades de la Guardia Civil de las provincias implicadas, todo ello bajo la dirección del juzgado de instrucción número dos de Villena (Alicante).


FUENTE: http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2009051800_10_591096__Sucesos-Varias-obras-entre-confiscadas-anticuarios-Valencia-detenidos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada