viernes, 4 de diciembre de 2009

El plan de GM para Opel contempla entre 9.000 y 9.500 despidos en Europa


Foto: Reuters

FRANKFURT (ALEMANIA), 24 Nov. (Reuters/EP) -

Frente a las 10.500 bajas de Magna
El nuevo presidente de la filial europea del consorcio automovilístico General Motors, Nick Reilly, aseguró este martes que el plan de reorganización de Opel y Vauxhall contemplará la supresión de entre 9.000 y 9.500 puestos de trabajo en Europa, lo que supone una quinta parte de la plantilla de la compañía en el continente europeo.
Esta cifra de despidos anunciada por el presidente de General Motors en Europa supone una disminución de entre el 9,5% y el 14,2% en comparación con el plan anterior de Magna para Opel en el 'Viejo Continente', que contemplaba 10.500 bajas.
La cifra de entre 9.000 y 9.500 puestos de trabajo que podría suprimir el consorcio automovilístico estadounidense en Opel y Vauxhall representan, a su vez, una cifra inferior a los cerca de 10.000 despidos que había anunciado la empresa que podría recortar en Europa.
Tras mantener una reunión con el primer ministro del Estado alemán de Renania Westfalia, Juergen Ruettgers, Reilly señaló que el grupo automovilístico estadounidense informará el miércoles a los representantes de los trabajadores sobre el plan de reestructuración de Opel.
Por otro lado, Reilly confirmó la continuidad de la planta de producción que mantiene la compañía en Bochum (Alemania). "Bochum se mantiene como una instalación importante para nosotros y también en el futuro", añadió.
General Motors anunció recientemente su intención de mantener sus filiales Opel y Vauxhall dentro del grupo, a pesar de haber alcanzado un principio acuerdo para su venta con un consorcio formado por el fabricante de componentes Magna y el banco ruso Sberbank. Las firma estadounidense justificó esta decisión por una mejoría en su situación económica y la relevancia de las dos marcas para su estrategia.

ENLACE A LAS FUENTES ORIGINALES:
http://www.europapress.es/economia/noticia-plan-gm-opel-contempla-9000-9500-despidos-europa-20091124111004.html
http://www.eleconomista.es/economia/noticias/1720202/11/09/Economia-Motor-El-plan-de-GM-para-Opel-contempla-entre-9000-y-9500-despidos-frente-a-las-10500-bajas-de-Magna.html
http://europapress.mobi/aragon/noticia-plan-gm-opel-contempla-9000-9500-despidos-20091124110545.html?completa=S
Ésto se debe a que, por culpa de la crisis... y también por la mayor suspensión de pagos de toda la historia, la empresa General Motors busca, de alguna forma, acabar con su deuda. Lo triste es que 9.000 o 9.500 de empleados fuera de Opel es una cosa demasiado triste. Que porqué es demasiado triste, porque una barbaridad de empleados se van a quedar sin trabajo y sin comida que ofrecer a sus familias.
Visto lo miserable que están siendo las compañías en general a la hora de despedir sin tón ni son a tal cantidad de sus empleados, sea la empresa que sea, lo aconsejable es que la gente que quiera no sufrir un despido de este tipo, antes de presentarse a una entrevista de trabajo, debería cursar oposiciones. Una vez conseguidas éstas, seguro que a más de un jefe le resultará difícil expulsar a los trabajadores que hayan opositado. Perdón, más que difícil, resultará imposible.




Para terminar, yo aconsejo que la gente vea una película, dirigida por Michael Moore antes de que éste se embarcarse con "Bowling for Columbine": "Roger y yo". El film trata de un director de documentales, el propio Moore, que luchó para entrevistar a Roger Smith, presidente de la General Motors. El motivo fue el cierre de una planta en la ciudad de Flint (ciudad natal de Moore, en el estado de Míchigan) que dejó a 30.000 personas sin trabajo. Lo más flagrante era que la planta automotriz dejaba un superávit millonario.

Con "Roger y yo", Michael consiguió denunciar el sufrimiento de miles de familias que simplemente cayeron arrolladas al paso del gran capital y saca a la luz la lógica implacable del modelo de vida estadounidense, que desprecia a los perdedores pero evita preguntarse por las razones que conducen (por ejemplo a los habitantes de Flint) desde el trabajo honrado hasta la pobreza más indigna.

La reacción del público cerró la boca de aquellos que consideraban a Moore un soñador sin futuro, porque el film se convirtió en el largometraje documental que más dinero ha hecho en la historia del cine. Después, Moore siguió adelante, con el mismo entusiasmo de antes pero ahora con más medios. Con el resto de su filmografía, el cineasta continuó con su denuncia del lado oscuro del sueño estadounidense.

Incluso en la actualidad, él recibe gran cantidad de dinero para conceder entrevistas a los periódicos.

Gracias a esta obra, personalmente decidí que jamás compraría coches de la General Motors... SÍ, NUNCA... hasta que empresarios como Roger Smith abandonen la empresa, y la ciudad de Flint se recupere de la grave crisis en la que se metió por culpa de la empresa.

FUENTES:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada