miércoles, 2 de diciembre de 2009

Dice que mérito principal de la caída del Muro de Berlín es del Papa Juan Pablo II


09 / Nov / 2009 -- 10:30

El mérito principal de la caída del Muro de Berlín corresponde al Papa Juan Pablo II y atribuírselo al ex presidente soviético Mijail Gorbachov “es una mentira”, declaró en un programa televisivo el jefe histórico del sindicato polaco Solidaridad, Lech Walesa.

Lo que hoy me entristece es que convertimos en héroes a los que no lo fueron“, declaró Walesa desde Berlín, donde participa en las ceremonias conmemorativas del vigésimo aniversario de la caída del Muro.

Gorbachov nunca quiso derribar el comunismo ni el Muro de Berlín, no era su camino”, declaró Walesa, que el lunes debía participar en las ceremonias junto el ex líder soviético.

Si se presentan las cosas de esa manera, quiere decir que se edifica Europa en base a una mentira, eso me aterroriza“, dijo Walesa visiblemente indignado.

“La verdad es que un 50% de la caída del Muro corresponde a Juan Pablo II, 30% a Solidaridad y a Lech Walesa y sólo 20% al resto del mundo. Esta es la verdad de esos días”, agregó.

Juan Pablo II había llamado a los pueblos de Europa a “cambiar la cara del mundo y su mensaje liberó a los pueblos que obligaron a los políticos a sancionar los cambios“, sostuvo Walesa.

En la tarde del lunes, en el marco de los festejos de la caída del Muro, la canciller alemana Angela Merkel debía cruzar el puesto fronterizo de Bornholmer Strasse junto a Gorbachov y Walesa.

© 1994-2009 Agence France-Presse


La caída del muro es también mérito de Juan Pablo II, dice el cardenal Sodano

EFE - 09/11/2009 18 : 26

Ciudad del Vaticano, 9 nov (EFE).- El decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano, aseguró hoy que el Papa Juan Pablo II (1978-2005) y los cristianos europeos fueron fundamentales en la caída del Muro de Berlín.

En declaraciones a Radio Vaticano, el cardenal Sodano, quien fue secretario de Estado (cargo equivalente al de primer ministro) vaticano entre 1991 y 2006, manifestó que sin la presencia del Papa Wojtyla "todo lo que ha ocurrido desde entonces en la Europa Oriental no habría sido posible".

Sodano dijo que la caída del Muro de Berlín supuso la desaparición del sistema comunista en la Europa centro-oriental "que fue impuesto a la fuerza a esas poblaciones".

En este sentido, el cardenal, de 74 años, dijo que la caída del Muro "fue el triunfo de la libertad de los pueblos" y que eso ya lo manifestó Juan Pablo II cuando visitó en 1996 Berlín y en la Puerta de Brandeburgo dijo que ésta "se ha convertido en la Puerta de la Libertad".

El purpurado agregó que acompañaba al Papa Wojtyla en ese viaje y que recuerda la emoción del entonces canciller alemán, Helmut Kohl, y la ovación que la multitud allí congregada le tributó al Pontífice.

"Hoy podemos decir, citando a una persona para nada sospechosa como (el último presidente de la URSS) Mijail Gorbachov, que todo lo que ha ocurrido en Europa oriental en estos años no hubiera sido posible sin la presencia de Juan Pablo II; sin el papel, también político, que supo jugar en el escenario mundial", afirmó Sodano Gracias a Juan Pablo II -prosiguió el cardenal- y al aporte de tantos cristianos europeos, hace veinte años que se comenzó a construir la nueva Europa.

Sodano resaltó los valores cristianos del viejo continente y lamentó que la Unión Europea "haya preferido ignorar ese patrimonio cristiano en el Tratado de Lisboa".

"Ello -prosiguió- no debe desanimar a los cristianos europeos, sino que debe estimularles para llevar el Evangelio en la nueva realidad europea que se va configurando". EFE JL/fpa

Después de leer los siguientes artículos, os aseguro que, por mucha Inquisición, por mucho ir contra la comunidad gay (cosa que no creo, porque ya he oido hablar más de una vez de curas homosexuales que siguen dentro de la misma Iglesia), que si han castigado a los suyos propios por motivos religiosos (véase el caso de San Juan de la Cruz) y muchos problemas de pederastia por culpa de los sacerdotes de Madrid, la Iglesia está cambiando para bien, y lo triste es que, por nuestro egoísmo, no lo queremos reconocer. Que si han hecho cosas malas... ¡toma, por supuesto que sí! Cualquier sacerdote de cualquier religión también lo pudo haber hecho y, en ocasiones a peor todavía. Lo cierto es que cualquier comunidad religiosa es humana, y ello conlleva que, como humanos que son, cometan errores y aciertos. Nadie es perfecto. Pero lo triste es que, cuando la Iglesia sí hace algo bien, por desgracia la gente prefiere no reconocerlo.
El problema real es que, en vez de cambiar la espiritualidad cristiana por la budista, la judía, la musulmana, o la pagana, la gente está eliminándose la espiritualidad de sí misma, porque están cambiando los valores cristianos por... ¡NADA! Lo están cambiando por nada, y lo único que pueden conseguir con eso es que vivan su existencia sin aclararse las dudas que se le plantean en su vida, y sólo les interesa vivir sensaciones, pero no tener sentimientos ni tener empatía hacia los demás. Ésto es lo duro que, como religioso, no tengo más remedio que conocer, pero me temo que es la vida que mi generación ha preferido elegir, y lo único que conseguirán es que construyamos una sociedad hipócrita, falsa, y mucho más ignorante que la de los años 60.

ENLACES RELACIONADAS CON SAN JUAN DE LA CRUZ:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada