lunes, 30 de noviembre de 2009

Con un dominó gigante, Berlín cerró los festejos a 20 años del final del Muro

La "Fiesta de la Libertad" frente a la emblemática Puerta de Brandenburgo tuvo su clímax con el derrumbe de mil piezas de más de 2 metros de altura. En la celebración estuvieron los principales líderes mundiales.

A lo largo de 1.500 metros, una fila de fichas de dominó decoradas de más de dos metros de altura fue cayendo como un símbolo del final de la división. Ese fue el punto culminante de la "Fiesta de la Libertad" en Berlín, frente a la emblemática Puerta de Brandenburgo y con la presencia de los principales líderes mundiales. A 20 años de la caída del Muro de Berlín, miles de alemanes desafiaron al frío y a la lluvia para sumarse a los festejos.

El ex presidente y líder sindical polaco Lech Walesa empujó la primera de las fichas de 2,5 metros de altura, que cayeron una a una para simbolizar el efecto cadena que tuvo la caída del Muro en los ex países comunistas de Europa del Este. El primer bloque fue derribado en la plaza Potsdamer Platz y el último cayó a 1,5 kilómetros, frente al edificio del Reichstag.

Las celebraciones habían comenzado esta mañana, cuando la canciller Angela Merkel asistió a una ceremonia religiosa en la Iglesia de Getsemané, uno de los centros de la revolución pacífica que en 1989 que dio fin a la Guerra Fría.

"La unidad alemana no se ha logrado aún completamente" porque entre el Este y el Oeste sigue habiendo "diferencias estructurales", dijo Merkel al iniciarse los festejos.

Más tarde, junto al ex presidente soviético Mijail Gorbachov y Lech Walesa, la canciller, que creció en la Alemania comunista, cruzó la antigua frontera que formaba el Muro a la altura del puesto de la calle Bornholmer Strasse, el primero que cedió y abrió sus puertas aquella noche del 9 de noviembre ante los miles de alemanes orientales que exigían la apertura.

En la "Fiesta de la Libertad" participaron los mandatarios o representantes de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia, los "aliados" que ocuparon Berlín en la Segunda Guerra Mundial y se dividieron la ciudad. Estuvieron el presidente francés, Nicolas Sarkozy, el premier británico, Gordon Brown, el jefe de Estado de Rusia, Dimitri Medvedev, y la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton.

Los festejos incluyeron la actuación de la orquesta de la opera estatal de Berlín bajo la conducción del argentino Daniel Barenboim. Un gigantesco espectáculo de fuegos artificiales cerró "formalmente" la fiesta, que seguramente seguirá por las calles berlinesas durante varias horas más.

ENLACE A LA FUENTE ORIGINAL:


Yo fuí testigo de la caida del muro de Berlín, puesto que lo vi en los telediarios cuando yo tenía, en su momento, 7 años. No entendí lo que significaba aquello, salvo que la gente que vivía en esos territorios no habían sido libres hasta ese crucial momento. Más tarde supe que el país de donde venía Kraftwerk llevaba varias décadas sin ser un país libre, y gran parte de la culpa la tiene ese austriaco llamado Adolf Hitler, aquel mismo tipejo miserable del que se dice que tuvo un abuelo judío, y que, a pesar de ello, mandó a matar a muchos judíos como su familiar.

ENLACE A ESTA INFORMACIÓN:

http://www.stormfront.org/forum/showthread.php?t=453995

http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=20070921210409AAc5CfH

http://www.forosegundaguerra.com/viewtopic.php?t=2279

http://www.edsombra.com/sotano/imprimir.asp?rev=59&sec=4&pag=1

Personalmente, yo me fío más de la web "Ediciones Sombra".

MÁS INFORMACIONES REVELADORAS SOBRE LA RELACIÓN JUDÍOS Y ARIOS:

http://altermediamundo.blogia.com/2009/090503-el-guardaespalda-de-hitler-estuvo-casado-con-una-judia.php

http://yagua.paraguay.com/foro/topico.php?id=22293

http://www.bbc.co.uk/mundo/cultura_sociedad/2009/09/090904_hitler_guardaespaldas.shtml

Yo fuí testigo y estuve sorprendido, cuando un escritor presentó un libro en la Biblioteca del Salón, de saber que, aunque en España estaba la dictadura franquista durante la época de la II Guerra Mundial, me sorprendió saber que en mi país salvaron la vida muchos judios. Y realmente me alegré, porque nosotros los salvamos, aunque eramos una dictadura... lo que demuestra que lo de los actos racistas que nuestra sociedad sufre actualmente es más cosa de ahora que antes.

Sólo me queda decir que, salvo los problemas de los pre-nazis, Alemania ya sea, al fin, una nación libre que acepte a gente de color y de otras culturas. Vease el caso de Boney M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada